domingo, 15 de febrero de 2009

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL en VENEZUELA

LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL 

ORÍGENES

La era industrial es el periodo actual, que se inició en el siglo XVIII Y XIX, en Inglaterra fue la sustitución de la mano servil y esclava por maquinas.

Esta revolución industrial se expandió por EEUU, Europa y el resto del mundo y se caracterizó por la división de trabajo y la producción en serie, por ser mucho mas eficaz en lo que a productividad se refiere y por lo tanto generadora de riquezas. 

Las causas de esta revolución se debió a la necesidad de producir en mayor escala para surtir la demanda de los mercados internacionales, y así generar en los inversionista mayor acumulación de capitales, esta acumulación creó una monopolización, una acumulación de dinero (ganancia o plusvalía) que se dirigió a un pequeño grupo de personas con resultados negativos en esta forma de distribución, generó una gran miseria en la masa trabajadora (obreros).
Sin embargo, no eran únicamente los hombres los que trabajaban sino también las mujeres, la mujer pobre que trabajaba en las ciudades para los señores industriales, era vista por los capitalistas como generadora de prole (hijos) que eran las futuras manos de obras a explotar (proletariado), allí se comenzó a manejar esta terminología. También fueron fuertemente explotados los niños en ambientes infrahumanos y tensos durante 16 horas consecutivas, a igual que hombre y mujeres durante todos los días, dormían en una especia de galpones improvisados sin ninguna medida sanitaria, por lo que las muertes por enfermedades en grupos completos eran comunes. Un gran teórico llamado Keynes explicó lo siguiente: “En realidad, era precisamente la desigualdad en la distribución de la riqueza lo que hizo posible esta acumulación del capital fijo y el progreso técnico, que fueron los rasgos distintivos de esta época. Ésta es la justificación esencial del régimen capitalista”. Muchos pensadores ingleses e intelectuales criticaron esta aberración en la distribución de las riquezas y empezaron a lanzar doctrinas en contra del sistema imperante  que fue recogida por los trabajadores que iniciaron exigencias de mejoras de sus condición. Esto comenzaría a generar conflictos de clases sociales entre burgueses (dueños de las empresas, de  las maquinas y controladores del gobierno) y los obreros y empleados, sin seguridad laboral ni social (bajo un sistema donde no había participación democrática). 

Por lo tanto, esta contradicción de intereses entre dueños y asalariados, burgueses y obreros, patrón y empleado, llevó a sucesivas revueltas en Inglaterra y Francia entre 1790 a 1880, donde mueren masacrados mujeres, hombres y niños por el ejército y policías, la crisis productiva, y la opinión publica consternada con las constantes huelgas, culmina con el reconocimiento y mejoras salariales y laborales a los trabajadores después de sangrientas represiones. Muchos libros de estos siglos recogen estos hechos en que la miseria, puso entela de juicio esta novedosa era y el prestigio de la era victoriana inglesa, Charles Dickens con su obra “Cuento de Navidad”, “Tiempos Difíciles” “Oliver Twist” “David Copperfield”, en el caso de Francia con Víctor Hugo con su libro titulado “Los Miserables”. Estos sucesos hace que los pensamientos socialistas entren en la política y otros casos adquieran matices revolucionarios con el nacimiento de nuevas corrientes políticas: la socialdemocracia, los socialcristianos, socialistas, marxistas-comunistas.

Para el siglo XIX, Venezuela era un país económicamente deprimido, aun cuando tenía una importante producción agraria basada en el café, que generaba ingresos al país (percibida por muy pocas familias de hacendados y comerciantes), no tenía la capacidad de distribución de la misma, no había inversión, nisiquiera políticas ante la caída de los precios mundiales de dicho rubro, era un sistema productivo poco desarrollado,  con grandes niveles de pobreza trabajadora y que mantenía aun la mano esclava. Los pequeños productores de los campos tenían truncado su desarrollo por el aislamiento hacia los grandes mercados, debido a vías de comunicación paupérrimas, las cartelizaciones u oligopolios de comerciantes y sometido a presiones de terratenientes. 

El modo de producción industrial era muy pequeño para incidir en la acumulación de riqueza, las constantes guerras por enfrentamiento políticos internos entre liberales y conservadoras no permitía un desarrollo industrial de los pequeños gremios y artesanos, de allí que muchos bienes industriales eran importados y se conseguían a través de endeudamientos internacionales. La industrialización como sistema productivo relevante para la formación de la clase asalariada de gran magnitud, sucederá con la entrada de la producción Industrial Petrolera en el mercado mundial, cuyas demandas generará grandes ingresos económicos, propiciando el crecimiento económico en centros urbanos en los sectores de bienes, servicios y construcción, motivando la migración del campesino a las ciudades y las zonas industriales, para cubrir la demanda de mano de obra obrera, con el agravante de la des-inversión y abandono del campo y su producción sustituida por las importaciones (Economía de Puerto) extranjeras, menos costosas por las políticas de subsidios a la producción campesina de las potencias extranjeras.



Segunda parte
EL PETRÓLEO DE VENEZUELA EN LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL.

Uno de los factores esenciales para la revolución industrial y el desarrollo de naciones como Inglaterra, Francia, Alemania, EEUU, es la energía principalmente expresado en el petróleo y en un segundo plano: el carbón, la energía eléctrica y la energía atómica. Estos insumos son necesarios para hacer y mover las poderosas máquinas, primero de vapor impulsado por carbón y posteriormente los motores de combustión interna que son los vehículos a base de gasolina o gasoil, por lo tanto el petróleo pasó a ser una fuente primordial de energía para mover las grandes industrias de las superpotencias europeas y estadounidenses, por lo tanto la búsqueda de este valioso hidrocarburo se extendió por el mundo, se comenzó a explotar ese recurso en los países árabes y en Venezuela en 1914, este último se inicia cuando descubren el pozo Barroso II (Maracaibo), que fue una noticia que le dio la vuelta al mundo, desde ese momento Ingleses y norteamericanos pusieron los ojos y se repartieron la explotación de los yacimientos, que dio ganancias gigantescas, y mediante la adulación y embobamiento al gobierno de Juan Vicente Gómez (una de las dictaduras más las largas y retardataria que tuvo Venezuela), lograron excelentes concesiones , pues Gómez modificó a favor de la empresas Inglesas y norteamericanas llamadas las Siete Hermanas, entre ellas: New York and Bermudez, Caribbean Petroleum, British Controlled Oilfields, Colon Development Co., Venezuelan Oil Concessions, la Ley de Minas, una ley elaborada hace más de 100 años por Simón Bolívar que en su visión anticolonialista buscaba proteger los recursos del subsuelo de futuros imperios, pero Gómez sin ningún tipo de escrúpulo, otorgó a la compañías 50 años de concesión renovables para explotar, donde  Venezuela le quedaba la insignificante suma de un 5% por impuesto, y si analizamos la escala de valores de lo que se extrajo, con ese 5% Gómez modernizó el ejército, invirtió en la salud tras de fuertes epidemias, hizo carreteras, inicio las importaciones de vehículos y alimentos menos costosos que los hechos en Venezuela, y compró muchas tierras siendo el mayor latifundista de América, Venezuela para ese entonces fue el primer país exportador de petróleo en el mundo, con un saldo desfavorable para la independencia económica por el abandono de los campos por parte de los campesino, para irse a las ciudades a buscar mejor futuro por la actividad industrial petrolera, allí  esta clase que pasó de campesina a obrera asalariada serían explotados salvajemente, se permitía a los patrones de las empresas transnacionales industriales inclusive golpear, encarcelar con multas o fianzas a los trabajadores como castigo por rebelarse, el horario de trabajo era de 16 horas, y esto duró todo el Gomecismo, es solo cuando el gobierno de Eleazar López Contreras el 11 de diciembre de 1936, que los trabajadores realizan la primera huelga pidiendo mejoras salariales y laborales, haciendo un paro total de actividades. Adam Smith uno de los más grandes pensadores del capitalismo dijo en el siglo XVIII que los asalariados eran “el nuevo esclavo de la época moderna” y no le faltó razón en decirlo. Un libro emblemático que nos muestra esta época es el de Ramón Díaz Sánchez llamado Mene, el de Rómulo Gallegos llamado Doña Bárbara, Cantaclaro, y una análisis de Arturo Uslar Pietri llamado “de una Venezuela a la otra”, donde habló de la necesidad de utilizar los ingresos petroleros para desarrollar el campo y la producción agrícola para dar empleo a los campesinos y no depender de los productos agrícolas importados, y cuya frase célebre fue “sembrar el petróleo”. Luego del paro de trabajadores petroleros el gobernante Eleazar López Contreras manda a elaborar una ley laboral y fue encomendada al Dr. Rafael Caldera que siempre denunció en la prensa de entonces la necesidad de la elaboración de la misma, y que tras ser realizada, se promulgó legalmente en junio de 1936, en ella habían muchas mejoras sustanciales dentro del ámbito laboral y salarial.

Las industrias mineras de Guayana.

La energía (petróleo) es un factor esencial pero también los metales, el hierro, cobre, bauxita, silicio, oro, diamante, metales raros, etc. Pero para comprender su importancia es necesario saber que la industria no solo genera productos finales o de consumo, sino también máquinas que producen máquinas como por ejemplo, las ensambladoras de vehículos, aviones, tractores, tanques, computadoras, celulares o que fabrican lapices, la industria del vidrio o enlatados, embotelladoras de bebidas, fabricantes de piezas de equipos, empaquetamiento, etc. Son máquinas para hacer otra máquina, por lo tanto los metales son de importancia suprema para las industrias pesadas, que moldean, alían o transforman la materia. Por ello dichos metales adquirieron valor industrial, siendo un material muy abundante en Guayana y ambicionada por estas potencias productoras, que lograron grandes concesiones en este periodo del siglo XX para su explotación y con ello se inicia en Venezuela producto de la revolución industrial el trabajado obrero de las minas, siendo a nivel mundial uno de los trabajados que en sus inicios han producido más accidentes y muertes laborales, ya en EEUU en las minas, miles morían constantemente por derrumbes, inhalación de gases tóxicos, accidentes laborales, sin recibir ningún tipo de compensaciones. La minería es una práctica tan antigua como el hombre, pero solo en la era industrial la misma es asalariada, como forma capitalista de explotación, en EEUU la protestas y huelgas en Chicago, por derechos laborales como 8 horas de trabajo diaria, provocó la matanza de varios obreros por parte del gobierno norteamericano en 1886, este evento conmocionó al mundo y obligó a las empresas a adoptar medidas sociolaborales, sin embargo en conmemoración de esta masacre se denominó el 1ro de Mayo Día del Trabajador y la Trabajadora.

El estado Bolívar también conocido como Guayana, es una región minera por excelencia, es una parte del pulmón ecológico mundial (el Amazonas), allí aún viven las culturas primigenias de Venezuela (indígenas) que se replegaron a al sur de Venezuela para resguardarse del genocidio de los 300 años del colonialismo español y el periodo republicano de los conservadores o godos, Guayana es la región más acuífera y de gran variedad de especímenes exóticos que en el mundo se conozca. Allí las transnacionales explotaban el hierro, la bauxita, diamante, el oro, pero paradójicamente, esta explotación ha sido contraria al desarrollo, ha contaminado la tierra, los ríos y el aire, ha devastado los bosques y generado daños ecológicos a gran escala, la actividad de los Garimpeiros (mineros ilegales) han hecho desplazar a tribus completas hacia el amazonas adentro, y se han afianzado mafias nacionales e internacionales delictivas y clandestinas, para la explotación del oro y diamantes.

Tercera parte
LAS MÁQUINAS BASE DE LA REVOLUCIÓN INDUSTRIAL Y EL CONSUMISMO

Los bienes generados por las máquinas y fruto del ingenio de estos héroes (y digo héroes de manera cínica) unificaron lo técnico y lo científico, en función de dar una rentabilidad productiva a la burguesía industrial, financiera y mercantil para la acumulación capital. Son aclamados por el llamado modernismo y la globalización, el cientificismo en todos los ámbitos para el desarrollo químico-físico con escasa visión socioproductiva.
Ya las crisis no son por escasez como fue en la era agrícola, ahora las crisis (en la era industrial) son por sobreproducción   y muchas veces provocada. El hombre no duda en las causas racionales a las fluctuaciones del mercado, ya no son explicaciones teológicas basadas en Dios sino explicaciones basadas en formulas científicas como, depresión, inflación, recesión, incertidumbre, compra y venta, superavit, oferta y demanda, entropía, sistemas, etc. Y ya no es el hombre el esencial para la producción sino para el consumo.
Las máquinas han adaptado nuestros gustos de vestimenta a los intereses de las grandes manufacturas, la moda obliga al consumo, la moda funciona tal como la obsolescencia programada y los nuevos modelos tecnológicos vehicular e informáticos, que obligan a la constante adquisición de productos y generar desechos y emisiones, para ir a la par de la tecnología de punta y lo denominado modernismo, impulsado por los medios de comunicación y redes sociales mediante métodos de profundo estudios psicológicos, históricos, culturales, ontológicos y cognoscitivo.

La máquina no tiene alma ni conciencia de su propia existencia, es mecánica pura, es inocente, es la más rancia expresión paradigmática de lo que una vez expresó Newton del movimiento mecánico universal, sin descalificar la teoría Einsteniana. Y por ser una herramienta, el poder lo tiene quien lo posee, y el objetivo lo hace conservador o revolucionario, si su uso se dirige a una ganancia en lo general: es satisfacer las necesidades de la especie humana en su totalidad. Si va a un grupo en particular: va en función de los intereses de ese grupo hasta monopolizarse por un lado, y por otro ocultar su hegemonía mediante el uso de tentáculos o mascaras denominadas subsidiarias, outsoursing y mucho peor  contratistas.
Esto primeros monopolios de grupos particulares a inicios del siglo XX fue el causante de la primera guerra mundial, cuando los monopolios comerciales se enfrentan a través de gobiernos militares títeres por defender sus intereses, donde los resultados catastróficos obligó a eliminar esta actividad en las normativas jurídico-económicas occidentales.

El caso es, en esta era industrial mecánica, ver al humano actuar o se crea o le hagan creer que es una máquina, pensar mecánicamente como totalidad o imitar mecánicamente subsumido en este paradigma, cuando Einstein postula su relativismo, quizás no supo a lo que se estaba enfrentando, a todo un conglomerado consumista mundial. Sin embargo la maquina es tan solo la “n” potencia de tan solo una característica humana. El humano es más que una máquina, es un ser con consciencia, creador, que piensa, planifica, es decir la mecánica fuerza explotada de este, durante milenios en la esclavitud y el servilismo, desde la antigüedad mesopotámica hasta la actualidad anglosajona, explotación de fuerza que en la maquina pueden superar al hombre mil veces con menor costo y más productividad, pero no puede crear nada, no tiene experiencia, la heurística, no tiene consciencia humana, no tiene sentimientos, no tiene curiosidad por conocer.
Toda la humanidad parece ir en un embudo histórico, mediante la informática tenemos los países más lejanos en segundos en el computador, el comercio se intensifica en redes del centro a la periferia, haciendo el mundo más pequeño, y allí tenemos a las máquinas procesando sin cansancio, sin queja sin descanso, diría pues que ella le quitó su virilidad a Aquiles, Hércules o mas nacionalista a Guaicaipuro, y la fuerza de Sansón.

Cuarta parte


LA INDUSTRIA ELÉCTRICA EN VENEZUELA Y LAS MÁQUINAS EN EL HOGAR

Si bien la historia nos habla de una etapa remota cuando el ser humano dominó el fuego, según se cree fue hace 500 mil años, otro evento de similar envergadura sucedió a finales del siglo XIX, y fue el dominio de la energía eléctrica. Y para darnos cuenta de este poderoso dominio, es que hoy por hoy es la que nos permite tener luz en el hogar, ver la televisión, escuchar música en los distintos aparatos electrónicos, navegar en el computador, comunicarse por teléfono, usar el microonda, cocina eléctrica. Además de todo ello, permitió la entrada de la Maquina al hogar, como la lavadora, la licuadora, la nevera, el aire acondicionado abriendo un importante mercado que cobró impulso en la década de los cuarenta del siglo XX.

Los grandes almacenes de productos importados del centro industrial a la periferia, y los no pocos ensamblados en el país con dependencia tecnológica foránea inunda los mercados nacionales e invaden el hogar con artefactos electrónicos fruto de la revolución industrial, las principales empresas navieras y exportadoras enriquecieron a grandes magnates como Onasis o el de la cadena de almacenes de Rockefeller, con ellas desaparecen muchos oficios y labores artesanales ante el gran mercado industrial.

La Industria Farmacéutica.
La revolución industrial capitalista por antonomasia es consumista, y ha ocupado las distintas interrelaciones del ser humano surtiéndolo de insumos para engalanar o mejorar su status o aspectos socioeconómico, generando nuevas necesidades, mas allá de las necesidades básicas de sobrevivencia, como es la alimentación, el abrigo, la sexualidad, las excreciones corporales, y la hidratación, las nuevas necesidades se asocian a la seguridad, educación, salud, empleo e inclusive en artículos que si bien no son necesario para sobrevivir , se ha hecho actualmente tradición o costumbre en cuanto al imaginario y mentalidad colectiva, entre ellas tenemos el papel higiénico, toallas sanitarias, pañales, analgésicos, pastillas anticonceptivas, etc., asociada a grandes marcas internacionales.
Estas necesidades sanitarias están íntimamente relacionadas a la vida sedentaria en las grandes urbes y a intereses de mercaderes de las grandes industrias y su cadena comercial, en el fomento del consumo innecesario de carbohidratos y grasas, bebidas, también la vida urbana y zonas industriales somete al ser humano a la contaminación constante por la lo  insostenible en el plano ambiental, sumado a ello y a las enfermedades recurrentes, tenemos las nuevas enfermedades fabricadas en laboratorios, todo ello ha creado un mercado de la industria farmacológica de  medicamentos y enriqueciendo a unos cuantos empresarios industriales, comerciales y financieros inviertan.


Quinta parte
LAS MÁQUINAS NO SE ADAPTAN A NOSOTROS, SOMOS NOSOTROS QUE NOS ADAPTAMOS A LAS MÁQUINAS.

Ante nuestras particularidades nos sentimos pequeños ante la gigantesca generalización de los productos de las máquinas que nos deja mudo a la hora de protestar por las particularidades de gustos, de cultura y las artesanías, la máquina ante su poder se hace accesible y reduce costos y con ello nos destruye cualquier argumento en contra de estas gigantes y pequeñas poderosas procesadoras, máquinas que el humano también logró que produzcan máquinas, todo se estandariza y con esta excusa la idea de la globalización busca generar una cultura única, la de la máquina. Y existen movimientos anti globalización en defensa de cada cultura y de la artesanía y las particularidades, pero es difícil ante la estandarización de los procesos.
Se derrumba los ídolos y las idolatrías, y toda creencia, es la máquina industrial que desplaza al hombre en su ególatra fuerza, sentido espiritual y refuerza su pensamientos mecánico, la maquina es la extensión del cuerpo del ser humano (automóvil, lavadora, moto, televisor, d.v.d, cualquier perola que salga, que sea mecánica, obedece al amo de la industria) una alineación que el movimiento del Ludismo Ingles en el siglo XVIII impresionó diciendo que había que destruir todas las maquinas.

La máquina da más tiempo libre al ser humano , que no tenía durante la era agrícola preindustrial , supuso el crecimiento poblacional y urbano (explosión demográfica) y el desarrollo de las ciencias médicas (Pasteur, Fleming, etc), las ciencias físicas,  al desarrollar instrumentos más precisos, es la fuerza que no tiene el humano el video juegos , electrodomésticos , y que el humano lo expresa en trabajos mecánicos de gimnasios repletos de máquinas donde se funge como motores , expulsando energía que se pierde en un trabajo improductivo, de alimentos preparados mecánicamente en donde se estudia hasta el último proceso ajustado a costos, para satisfacer la holgura placenturenta del consumidor Industrial, música de baile con ritmos mecánicos computarizados (taebox) todo se asocia a la mecánica y que se conceptualizó como confort.

Este confort que ahora se asocia (según revistas especializadas) a formas de aumento de colesterol, a.c.b., problemas cardíacos, ociosidad, abatimiento, celulitis, diabetes, obesidad, depresiones, perversiones hasta finalizar en el individualismo, la apatía, la indiferencia y la mezquindad. Esta frustración ante el poder de las máquinas en la revolución industrial y el confort generado por ellas a recorrido todo el planeta donde  llega la mano del mercado industrial, como llegó a Venezuela en 1914 con el inicio de la explotación petrolera, y ya lo niños de una generación dista inconmensurablemente de la otra, ven el paso del parque de columpios impulsado por la fuerza humana a el parque mecánico impulsado por motores, los alimentos de la vuela a los alimentos procesados y los juegos típicos a videojuegos.


SEXTA PARTE

LAS COMUNICACIÓN INDUSTRIAL, LA TEORÍA DEL CONOCIMIENTO Y LA PSICOLOGÍA DE MASAS

La industrialización también generó una forma de vida basada en las comunicaciones, la expansión de los mercados, la necesidad de materia prima, necesita de por sí, una rapidez en el acceso y tráfico comercial, por ello las vías de comunicación cada vez se han hecho más eficientes y son productos de la necesidad industrial, los vuelos , el transporte público para los empleados, la capacitación estudiantil, casi todo, está hecho en función de este monstruo que es la producción basada en la industria. De allí vemos que los empleos mejores remunerados también se basa en las carreras universitarias y técnicas basada en el área comercial, área productiva y administrativa, por ello, los gobiernos y la empresa privada se enfoca en fomentar dichos estudios, en función de absorber esta mano de obra tanto intelectual como física, para sus empresas.
Pero el lado negativo subyace en los antivalores sembrados por grupos, que ven los vicios y las emociones humanas como productos de la explotación en todos los ámbitos (consumismo de cigarros, drogas , alcohol, sexo ) y ven las comunicaciones por ondas (radio, televisión, etc), asi como redes sociales, como un medio de promocionar sus productos industriales, utilizando un solo modelo estandarizado por ser más fácil para producir en serie como lo es condicionar el arquetipo de la belleza, con repetitivas publicidad, cine y redes, la belleza blanca europea y la explotación sexual(mujer), mostrando la violencia entre hombres o el temor a ciertos individuos (racial o étnico) reforzando subrepticiamente la supremacía blanca, a ciertas ideologías,  a ciertas religiones o gobiernos, buscando el aspecto más primitivo del ser, las emociones, en muchas publicidades vemos un producto comercial al lado de una mujer semidesnuda, que en nada tiene que ver con lo que se promociona. Este estudio ya entraría en lo que es, los medios masivos de publicidad comunicacional (comunicación social, publicidad y mercadeo, mensajes subliminales, etc.).

Séptima parte

SOCIABILIZACIÓN DE LA INDUSTRIA

Actualidad

La industrialización también se basa en el desarrollo no solo técnico , sino científico y en ella podemos afianzarnos en la química como la elaboración de fertilizantes, la elaboración de plástico, polietileno, ropa sintética, colores artificiales, en la medicina: la bioquímica, la biótica y al biogenética (robot, genética, nuevos instrumentos de operación como el láser), en la informática el desarrollo de las computadoras, además de la aviación, los nuevos trenes(metro), el desarrollo de la electricidad como energía alterna, elaboración de nuevos fertilizantes, insecticida, medicamentos, etc. La industria es muy útil cuando los fines están orientados al ser humano como humano y no como un producto y la preservación de la vida sobre el planeta Tierra.


VIDEO DE CARACAS ENTRE 1901 Y 1950. DONDE SE OBSERVA COMO LOS INGRESOS ECONOMICOS PRODUCTO DE LA INDUSTRIALIZACION PETROLERA TRANSFORMÓ CARACAS DE SER UN PEQUEÑO PUEBLO A SER UNA SUPERMETROPOLIS URBANA.
FUENTES DE INTERNET.
http://www.editronica.net/ (Prof. Oscar Leon)
BIBLIOGRAFIAS
ARIAS AMARO, Alberto. HISTORIA CONTEMPORÁNEA DE VENEZUELA.Caracas, Ed. Romor. s/f
BETANCOUR, Rómulo. VENEZUELA, POLÍTICA Y PETROLEO. 4ta. Ed, Barcelona(España). Seix Barral. 1978
FURTADO, Celso. LA ECONOMÍA LATINOAMERICANA: FORMACIÓN HISTÓRICA Y PROBLEMAS CONTEMPORÁNEOS. México, Siglo Veintiuno Editores. 1976.
DIAZ SÁNCHEZ, Ramón. MENE. Caracas. Círculo de Lectores. Barcelona. 1969
MEDINA ANGARITA, Isaias. MI TESTIMONIO ANTE LA HISTORIA.
USLAR PIETRI, Arturo. De una Venezuela a otra. Caracas. Ed. Mesa Redonda. 1949
VARSAVSKY, Oscar. CIENCIA, POLÍTICA Y CIENTIFICISMO, Centro Editor de América Latina; Buenas Aires, 1969.

No hay comentarios: